La reforma a la Ley de Impuesto sobre Alcohol y Especies Alcohólicas establece que las bebidas alcohólicas de procedencia nacional o importada “están gravadas con un impuesto que resulte al aplicar los siguientes porcentajes sobre su precio de venta al público: 15% cerveza (queda igual), 35% vinos naturales y 50% otras bebidas incluidas la sangría con o sin adicción de alcohol, la mistela por fermentación y la sidra, hasta 50° G.L”. 299 more words